Cabrera & fernandez abogados.

+34 916 698 037

Consúltenos sin compromiso.


Reclamación de alimentos.


La pensión de alimentos de los hijos es el deber impuesto a uno de los de los progenitores es una obligación ineludible, pues el objeto es garantizar lo indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación. Es una obligación de los padres a sus hijos menores de edad y mayores en periodo de formación y sin ingresos propios que les permitan hacer una vida independiente.

Si el progenitor obligado a pagar la pensión de alimentos carece de ingresos o medios económicos suficientes, tiene que solicitar y obtener del juzgado, mediante una demanda de modificación de medidas, la modificación de la pensión acordada en el procedimiento correspondiente, pues en caso de dejar de abonar la pensión total o parcialmente puede ser considerado incluso un delito de abandono, aun cuando en realidad no disponga de ingresos o medios económicos.


Cuando la parte que debe recibir la cuantía fijada en la resolución judicial (sentencia), no recibe dicha cuantía, total o parcialmente, debe interponer una demanda de ejecución judicial. El Juzgado despachará ejecución y condenará al deudor a abonar las pensiones debidas más los intereses, y en el caso de no pagar voluntariamente, el Juzgado procederá a embargar los saldos de cuentas, salarios, e incluso los bienes del deudor si los tuviere.